• Página 1 de 5


    Acción y Reacción
    y propósito de la ley del Karma

       La tercera ley de movimiento enunciada por el famoso científico inglés Isaac Newton, señala: ‘ Para cada acción existe una reacción igual y en sentido contrario.' De hecho, ésta es una ley universal; cada palabra, pensamiento o acción darán origen a una reacción, que se manifestará con una carga equivalente a la de la acción generada. No existe tal cosa como una acción sin su correspondiente efecto o consecuencia, por lo que podemos concluir que nuestro destino es creado por nosotros mismos, a través de la posibilidad de escoger entre diferentes alternativas, ya sean positivas o negativas.

       Es un requisito indispensable el estar encarnados para poder liberarnos espiritualmente; es absolutamente necesario nacer para así poder extinguir nuestro karma negativo; la liberación debiera ser la meta primordial en la vida de cualquier ser humano, pues la razón primordial por la que hemos encarnado es liberarnos espiritualmente.

       Como ya mencioné anteriormente, el sufrimiento es uno de los medios para purificar el alma de las acciones erróneas cometidas en el pasado; si quieres escapar conscientemente del samsara –rueda de reencarnaciones- y por ende lograr la liberación espiritual, entonces deberás seguir el Dharma –Ley Espiritual-, o lo que es lo mismo, debes de rendirte a la voluntad del Creador. Para extinguir tu karma negativo, es muy importante que sigas un sadhana

  • Página 2 de 5


    –práctica espiritual- correcto, fundamentado en el Dharma de la era en la que te encuentras. Solamente un Gurú realizado en el plano espiritual, podrá mostrarte la correcta vía a seguir, por lo que es importantísimo abandonarte a la guía de este gran ser, con fe, devoción y abandono. Del mismo modo debes trabajar arduamente en tu persona, siendo humilde, amoroso, bondadoso, paciente, prudente, responsable, disciplinado, etc. También deberás de tratar de emitir pensamientos, palabras y acciones positivas, teniendo una naturaleza armoniosa y amorosa hacia todo y hacia todos, respetando y aceptando tu destino como parte de la voluntad del Creador. Al referirme a respetar y aceptar tu destino, no significa que debes ser conformista con tu devenir, sino por el contrario, tienes todo el derecho del mundo por luchar para superar todas tus pruebas, tales como una condición económica desfavorable, enfermedades diversas, problemas de toda índole y todo aquello que sea negativo en tu vida, sin embargo si después de tratar al máximo de solucionar tus problemas, no encuentras los resultados que esperabas o la solución óptima a ellos, entonces deberás de manifestarte conforme con tu destino, a través de una firme fe y una total devoción hacia el Creador o hacia un Gurú quien haya concluido su proceso de crecimiento espiritual. Recuerda que todos los problemas en tu vida, todas tus pruebas, te enseñan algo en tu vida diaria, ayudándote a madurar internamente y a evolucionar espiritualmente.

       Es más fácil para uno caer en la negatividad, el pesimismo y en todo tipo de

  • Página 3 de 5


    acciones, pensamientos y palabras oscuras, que el actuar correctamente, es decir ser optimista, positivo y en general tratar de actuar, pensar y expresarse apropiadamente desde el punto de vista del Dharma, esto es de acuerdo a la voluntad del Creador.

       Grandes seres tales como Jesús, Buda, Mahoma, Ramakrishna Paramahamsa, Adi Shankara y muchos otros más, han venido a este mundo con el propósito de mostrarnos un sistema filosófico o espiritual, para ayudarnos en nuestro desarrollo interno, sin embargo a pesar de sus grandes esfuerzos y sacrificios, estos hermanos no pudieron darnos sistemas completos, por razones que son explicadas en el capítulo 'Un diálogo sobre el prospecto humano'. Debido a esta incompletitud, estos sistemas no pudieron llevarnos a la liberación espiritual total. Aunado a esto, existe otro gran problema y es que algunos líderes espirituales en el pasado, transformaron el conocimiento espiritual con fines ruines y egoístas. Los textos fueron modificados enormemente y por ende lo que generalmente seguimos hoy en día no es un sistema divino, sino más bien seguimos un sistema que con el paso del tiempo ha sido transformado con fines muy particulares por el hombre mismo. Aún más, este sistema corregido y aumentado, es generalmente modificado por la ignorancia espiritual del devoto, que toma del sistema lo que más le agrada o le conviene, de acuerdo a sus intereses, gustos o inclinaciones personales. Como resultado de todo esto, lo que en realidad seguimos dista mucho de la

  • Página 4 de 5


    verdadera espiritualidad. Otro problema es que no conocemos verdaderamente cuál es la Ley Divina que debe aplicarse en nuestro mundo, en esta era, y no somos conscientes de lo importante que es seguir al pie de la letra estas normas que han sido dictadas por el Creador y dadas a través de un ser liberado espiritualmente.

       Las vías del bien son difíciles de aceptar, mientras que las vías del mal resultan atractivas y son más fáciles de seguir o de aceptar; es por ello que cuando tenemos que realizar acciones positivas, generalmente lo hacemos a regañadientes, con rechazo, desidia, apatía, indiferencia, dejadez, flojera, negligencia, irresponsabilidad, etc., y cuando nos encontramos ante la posibilidad de realizar acciones negativas, como por ejemplo el hablar mal de alguna persona, vengarnos de alguien, el traicionar a alguna persona, el abusar del alcohol, el sexo excesivo, etc., entonces desafortunadamente, en la mayoría de los casos, nos mostramos gustosos y dispuestos a llevar a cabo tal tipo de acciones, sin cobrar conciencia de las consecuencias negativas que este comportamiento nos puede ocasionar.

       Debes tratar de actuar con calidad; cuando alguien realiza buenas acciones, pero lo hace en una forma incompleta, o con fastidio, apatía, cinismo, sarcasmo, arrogancia, desinterés, etc., entonces no podrá obtener los máximos beneficios derivados de su acción. Por ejemplo, Juan tenía que visitar a su abuela pues se encontraba muy grave en el hospital, sin embargo el día en que

  • Página 5 de 5


    fue internada, pasaban una buena película en el cine por lo que prefirió ir a ver la cinta, en lugar de visitar a su abuelita. Al día siguiente salió de compras con sus primos y por la tarde salió a pasear con su novia. De una u otra forma Juan se vio envuelto en diferentes actividades, y así transcurrieron los días; aunque él llevaba a su abuelita en mente, no tuvo la fuerza ni el deseo necesarios para actuar correctamente, perdiendo la valiosa oportunidad de realizar una acción positiva, que en realidad era su obligación moral, mas desafortunadamente al no hacerlo, perdió la oportunidad de gozar de los beneficios evolutivos que esta acción le pudiera haber brindado.

       Recuerda que el propósito principal por el cual has encarnado en esta Tierra es el evolucionar espiritualmente. Procura en todo momento enfocar tu mente, tu corazón y tu voluntad en tu crecimiento interno; fundamenta todos tus pensamientos, palabras y acciones en la voluntad de Dios.

    Siguiente capítulo: Sobre juzgar al Omnipotente

    ¿Alguna pregunta?