• Página 1 de 4


    Sobre juzgar al Omnipotente

       Cada quien obtiene, por justicia divina, exactamente aquello que merece; ésta es una rigurosa e inflexible ley que se aplica en todo el universo. Existe la justicia divina, ésta siempre es perfecta, incluso cuando nuestra limitada comprensión humana pudiera percibir una aparente injusticia. En algunos casos, al no conocer tus vidas pasadas, ni ser consciente de las consecuencias de tus acciones en vidas previas, cuando el sufrimiento llega a ti como resultado de tus malas acciones, generalmente piensas que Dios es injusto, o que te ha abandonado, sin embargo es un error el pensar en esta forma. Algunas veces te preguntas a ti mismo: ‘¿Qué he hecho para merecer esto?', ‘¿Por qué tengo tan mala suerte?', ‘¿Por qué todo me sale mal?', ‘¿Por qué existen el sufrimiento y la desigualdad en el mundo?', ‘¿Por qué una persona debe ser diferente a otra en su físico, habilidades y carácter?', ‘¿Por qué uno nace como un rey y otro como mendigo?', ‘Un Dios justo y lleno de misericordia no puede crear esas desigualdades’; no entiendo qué es lo que está pasando.' El sistema divino es perfecto y siempre existe una razón detrás de todo lo que te sucede.

       Recuerda que Dios es perfecto y siempre justo, por lo que nunca debes ni siquiera pensar en juzgar al Todopoderoso, porque esto solamente te aleja del Creador, generando caos y una mayor confusión en ti. Dios es perfecto y sólo él puede determinar el preciso momento para que los efectos o consecuencias

  • Página 2 de 4


    de las acciones del pasado den fruto; sin embargo como mencioné anteriormente, habitualmente manifiestas rebeldía e inconformidad hacia sus decisiones cuando el sufrimiento se hace presente –enfermedades, tristezas, accidentes, calamidades, etc.-, aunque en realidad no te detienes a pensar que dicho sufrimiento pondrá en marcha un proceso de purificación, que se dará en forma directamente proporcional, tanto a la magnitud del dolor producido por tus pruebas –problemas en tu vida o aquello que te ocasiona sufrimiento-, como al nivel de aceptación que tengas hacia dichas pruebas. Trata por tanto de tener fe, devoción y abandono hacia el Creador, aceptando tus pruebas, pues en esta forma podrás sentir una verdadera paz y así mismo evolucionarás más dinámicamente.

       El sufrimiento cubre fundamentalmente dos facetas diferentes en ti; primeramente, te hace voltear tus ojos hacia Dios, dándote la oportunidad de madurar y cambiar hacia lo positivo, y en segundo lugar, el sufrimiento extingue los malos karmas, purificándote y haciéndote crecer espiritualmente. De no aceptar tus pruebas, es decir los problemas, dificultades y el sufrimiento que debes enfrentar en la vida misma, al haber rebeldía o inconformidad hacia tu destino, entonces automáticamente estarás en desacuerdo con la voluntad de Dios y esta actitud te alejará de la luz divina, creando por consiguiente una barrera en tu evolución. Ésta es una verdad comprobada, pues todo esto lo he percibido a través de darshans –visiones espirituales-.

  • Página 3 de 4


       Debes siempre aceptar la voluntad de Dios, pero nunca debes llegar al punto de caer en el conformismo; se conforme más no conformista. Debes siempre esforzarte al máximo en tratar de resolver tus dificultades, teniendo una gran fe en Dios y abandonándote a él, entregándole todos tus problemas a través de la oración. Si no lo haces así y si no tratas de tener una firme fe, devoción y abandono hacia Dios, entonces la carga de tus problemas te conducirá indefectiblemente a un mayor caos y confusión.

       Buda dijo: ‘Cualquiera que sea la causa de tu sufrimiento, no lastimes a otro.' Si te vengas de alguna persona, o si simplemente le causas algún perjuicio, inevitablemente de una u otra forma, tarde o temprano, ya sea en esta vida o en otra posterior, este daño regresará a ti, con una carga equivalente a la de las acciones que hayas realizado.

       No tenemos derecho a juzgar a los demás, por lo tanto no te erijas como juez ante las acciones de la gente, pues recuerda que sólo existe un juez y éste es el Creador.

       Acerca del juzgar, puedes encontrar las palabras de Cristo en la Biblia, en Mateo 7:

       1 No juzguéis a nadie, para que Dios no os juzgue a vosotros.

       2 Pues Dios os juzgará de la misma manera que vosotros juzguéis a los demás; y con la misma medida con que midáis, Dios os medirá a vosotros.

       3 ¿Por qué miras la paja que tu hermano tiene en su ojo y no te fijas en el

  • Página 4 de 4


    tronco que tú tienes en el tuyo?

       4 Y si tú tienes un tronco en el tuyo, ¿cómo podrás decirle a tu hermano?: ‘Déjame sacarte la paja que tienes en el ojo.'

       5 ¡Hipócrita!, sácate primero el tronco de tu propio ojo, y así podrás ver bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

       Antes de actuar ten presente que para cada acción existe una reacción equivalente y en sentido opuesto; ten mucho cuidado con lo que hagas.

    Siguiente capítulo: Místicos sabios y libros sagrados sobre el karma

    ¿Alguna pregunta?